Hacia El Corte Inglés va una burra…

O cómo afrontar las compras de navidad

Anuncios

Que quien dice El Corte Inglés, dice Carrefour, Poly, Alcampo y ese sin fin de tiendas, supermercados y grandes almacenes que hacen negocio con los juguetes en navidad.

Personalmente, desde hace algunos años, es un tema que me incomoda especialmente por varios motivos:

El consumismo.

Tengo algo muy importante que deciros como educadora y persona con dos dedos de frente: los niños no son más felices cuantos más juguetes tengan, ¡sorpresa!
Los anuncios de televisión y la sociedad en la que vivimos no ayuda en nada en esto, ya que desde bien pequeños enseñamos a nuestrxs retoñxs a poseer cosas, personas (tema para otra entrada)… lo que hace que en esta época tan señalada del año pidan por esas boquitas preciosas que tienen, y se les dé todo lo que piden (o no, ojo, que hay gente con sentido común).
Cada año tienen que hacer antes la carta a los Reyes y/o a Papa Noel porque claro, las ofertas cada vez salen antes y más vale pájaro en mano que ciento volando, por lo que hay que hacerse con los juguetes más pronto. No culpo a las grandes y pequeñas superficies ojo, ellas solo atienden a las demandas y son puras estrategias de marketing para que sus ventas vayan viento en popa durante la campaña de navidad. El problema principal lo tiene la sociedad, que es la que marca los ritmos en los que las cosas se suceden.
Con todo esto que estoy diciendo parece que estoy en contra de todos los juguetes… ¡Para nada! Lo que quiero venir a decir es que los juguetes hay que comprarlos y utilizarlos con cabeza, que como madres/padres deberían buscar aquellos con los que sus retoñxs se desarrollen correctamente, que fomenten todos los aspectos del desarrollo y que en la medida de lo posible favorezcan la interacción con lxs otrxs… y que no nos volvamos locas comprando juguetes que, posiblemente, después de estas fechas no vuelvan a tocar!
A este respecto podría hablar no solo de la navidad, sino también de eventos como San Valentín, el día de la madre/padre, etc… pero me da mucha pereza, ya que hay mucha tela que cortar XD.

Los estereotipos de género.

Esto es algo que me condena la vida mucho, de verdad os lo digo… Os invito a que hagáis algo: ojear un catálogo de juguetes, cualquiera. Si no tenéis ninguno en formato físico, adelante con los catálogos online.
Ahora fijaros detenidamente en las páginas destinas a juguetes de niñas y de niños (primera cosa que me chirría, primera separación por género, primer encasillamiento…). Una vez hecho esto mirar qué tipo de juguetes hay en cada una de ellas y los colores más representativos de los mismos.
A muchas personas les parecerá lógico y normal que entre los juguetes de “niñas” encontremos todo lleno de muñecas, cocinitas, bebés… y entre los juguetes de “niños” kit de herramientas, construcciones, superhéroes… y mi pregunta es: ¿por qué esta clasificación tan definida y marcada? ¿por qué atribuir colores a los géneros?
En mi corta experiencia trabajando con esas maravillosas personitas de tan corta edad, he podido comprobar como están muy marcados por las cosas que observan del entorno, cómo se les enseña a los niños que no les puede gustar el color rosa o como las niñas no pueden jugar con coches. Absurdo, lo sé, pero en los tiempos que se supone vivimos esto aún existe.
Son todo estereotipos y etiquetas que durante esta época del año se agravan un poquito más y van marcando a lxs más pequeñxs.
Senorxs fabricantes de juguetes, apostemos por colores neutros, eliminemos la sección de niña y de niño… dejemos que ellxs mismxs elijan libremente a qué quieren jugar y qué color les gusta más. De esta manera conseguiremos criar personas libres, con un adecuado autoconcepto y autoestima, capaces de decidir por sí mismos y críticos con lo que les rodea.

P.D.: a colación de esto, muy bien traido el video de Herrejón en el que habla de por que é odia la navidad, a partir del minuto 3:15 donde empieza a hablar de los juguetes de lxs niñxs (aqui os lo dejo: https://www.youtube.com/watch?v=UMWaksUMh_0 )

El merchandising.

Ayer mismo paseándome por la Fnac relajadamente con mi hermana, y en nuestra busca incansable por saciar el vicio hacia Juego de Tronos, nos encontramos con sus productos, fascinándonos a cada paso con los precios que tenían… ¿Estamos todxs locxs? ¿Una bolita para poner en el árbol 13 euros?
Vamos a ver, entiendo que es la moda, que se vende mucho y muy bien, que es el fenómeno del momento, pero una cosa digo yo: ¿es necesario ponerle esos precios tan desorbitados a según qué cosas?
Hablo de Juego de Tronos porque es lo que ahora mismo tengo más presente, pero podría hablar de ilustradoras, empresas con mensajitos bonicos y un sin fin de marcas que elevan sus precios en artículos básicos como tazas y libretas.
Por descontado lo mismo pasa con los juguetes de series/películas que están más de moda ese año, véase la Patrulla Canina, Frozen, Trolls, etc…
Me acuerdo especialmente de cuando salieron las Monster High…. menuda locura fue aquello!! Mis tíos buscando la muñeca que quería mi prima, locos porque la tuviera y dispuestos a pagar lo que sea…

Dicho todo esto, tengo que decir que la navidad es una época que especialmente me encanta, creo que se respira un ambiente especial vayas por donde vayas, las casa se inundan de ilusión, las familias se reúnen… me parece mágico, sencillamente ^^

Así que por mí parte, os invito a disfrutar de ella de manera sostenible y responsable, sacándoles el máximo provecho y apreciando todo lo que nos puede dar!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s