Feminismo ’17

Sobreviviendo a esta sociedad hetero-patriarcal

Anuncios

Esto es lo que tiene que la inspiración venga sola, que hay veces que me tiro semanas sin escribir y otras que escribo un día sí, otro también XD

Desde hace unos días estoy retomando conversación con una chica que conocí hace más de dos años con la que intercambio artículos, pensamientos, vivencias, etc., relacionadas con el feminismo. Y esto me esta trayendo más de una buena reflexión.

El otro día, viendo la Gala de los Goya (tengo que decir que cada vez veo menos tele, pero no echaban nada mejor un sábado por la noche… triste, lo sé) hubo varias reivindicaciones feministas, pero es verdad que se trata de un sector muy machista.

Ana Belén, cuando subió a recoger el Goya de Honor, dio uno de los discursos a favor del feminismo de la noche (olvidemos las reivindicaciones a favor de las mujeres de Dani Rovira, que están cogidas un poco con pinzas), diciendo que las mujeres tenían que tener más protagonismo en su industria y que posiblemente si no hiciera falta interpretar a ciertas mujeres, no estarían ni las que están (hecho real y totalmente penoso). Pero después salió Leticia Dolera, directora y feminista, que se encontró con unos pocos dilemas frente a la Gala. Aquí os dejo su reflexión, muy buena:

http://www.pikaramagazine.com/2017/02/contradicciones-de-una-feminista-en-la-alfombra-roja/

Me pasa que últimamente ya no puedo ni ver una película tranquila, ni leer libros, ni engancharme a una serie sin sacarle las taras, porque amigas, es lo que tiene ponerse las gafas moradas que una vez te las pones con ganas no puedes vivir “tranquila”. Porque sí, porque en esta sociedad en la que vivimos, por mucho que nos parezca que hemos avanzado, seguimos tratando a las mujeres: como objetos, las seguimos sometiendo, les marcamos unos cánones de belleza, les proyectamos el futuro, condicionamos su vida sexual, las utilizamos, las humillamos…

El martes pasado fue la última vez que vi el programa “El Hormiguero” y os explicaré por qué: es día iba como invitada la maravillosa Mónica Carrillo y nada más empezar Pablo Motos empezó a soltar perlas como esta:

– ¿Sabes que eres un mito erótico?
– Hay gente que solo ve las noticias porque sales tú

Cuando la entrevista continuaba, ella se puso a contar una anécdota en la que un hombre se le había acercado en la playa mientras jugaba con su sobrino en el agua para pedirle que le firmara su libro que lo estaban leyendo su mujer y él allí, a lo que no se demoró mucho la pregunta estrella de la noche:

– ¿Llevas bañador o bikini? ¿De qué color? ¿Blanco? ¿Negro? ¿Amarillo?

Mónica solo trataba de seguir contando la historia mientras que Pablo insistía e insistía. Pero no contento con esto, se pusieron a leer microcuentos del nuevo libro de Mónica, los cuales habían sido elegidos todos por Pablo… os podéis imaginar de que trataban todos viendo la dinámica que estaba siguiendo el programa.

Me pareció denigrante, de verdad, me sentí avergonzada, sucia, me produjo una sensación entre asco y pena, por lo que decidí que ese sería el último día que vería el programa, ya que se junta el espectáculo que montó con las sucesivas sobradas que se marcan todos los días Juan y Damián, etc, etc, etc.

Dicho todo esto… es muy difícil y a veces hasta duele (porque sí, duele! duele romper todo eso que te han ido marcando, duele sacártelo de dentro, duele darte cuenta de según qué cosas) ser feminista en los tiempos que corren y solo puedo dar gracias a aquellas que nos han ido abriendo el camino y que han conseguido que hoy en día esto sea un poquito más fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s