Enfermos vosotros!

Con la Iglesia hemos topado!

Anuncios

Tenía pensado escribir sobre otra cosa, pero me lo voy a tener que reservar para un poco más adelante porque tengo varias cosas en la recamara que he visto o me han contado estos últimos días que me han sacado gravemente de mis casillas.

Quienes leéis con un poco de constancia mi blog, habreís deducido varias cosas: estoy absolutamente a favor de todos los tipos de colectivos LGTBIQ y me repugna la Iglesia. Y me refiero a la Iglesia como institución (más como mafia, que es lo que me parece) y la religión católica como creencia.

Hace mucho tiempo que me considero atea, me parece que todas las religiones o creencias por la época en la que fueron “creadas” tienen un alto componente machista que hoy en día se debería erradicar, así como la poca flexibilidad en cuanto a orientaciones sexuales. Y aquí es donde entro en el tema de hoy.

Esta tarde he leído este artículo:

http://www.dosmanzanas.com/2017/02/un-alumno-gay-de-1o-de-bachillerato-planta-cara-al-profesor-de-religion-que-aseguro-en-clase-que-la-homosexualidad-es-una-enfermedad.html

Os pido desde aquí, gente solidaria y desinteresada, que alguien por favor me explique con un ápice de cordura y una argumentación válida como en pleno siglo XXI puede seguir existiendo gente así. Pero en el fondo, ¿sabéis qué? Este tipo de cosas han dejado de sorprenderme porque, como dice el refrán: ‘con la Iglesia hemos topado’.

Me parece que es una institución que está podrida, que se ha quedado anclada siglos atrás, cuando la mujer se dedicaba a procrear y cuidar de su casa. Desde que me declaro abiertamente no creyente (ojo, que yo he hecho la comunión y todo) he tenido que oír un sinfín de barbaridades.

Y es que perdonadme pero… PARA ENFERMOS VOSOTROS! Una religión que limita nuestra forma de amar, que nos ata con vínculos como el matrimonio, que nos hace creer que todo lo que sucede a nuestro alrededor tiene la influencia de Dios, que (a pesar de múltiples demostraciones científicas) nos quiere hacer creer que nacimos de la nada, que relega a las mujeres a “nacer de la costilla del hombre”, que permite que sacerdotes, obispos, curas, etc.; abusen de niñxs y adolescentes… Y aquí podría hacer una larga lista de todas esas cosas que me indignan de una religión que, para mí, no es válida. Aquí os hablo de la religión católica, pero lo extiendo a todas aquellas que vulneren cualquier tipo de derecho del ser humano.

Y os diré una cosa, esto pasa en un centro  de educación pública de un país con un sistema educativo supuestamente laico, lo cual me indigna aún más.

El otro día, en clase para la preparación de las oposiciones me dijeron algo que creo nos deberíamos tatuar todas las personas que nos vamos a dedicar a la enseñanza, de cualquier tipo, cuando acabamos la carrera: para enseñar, hay que dejar nuestros prejuicios en casa. Así que vamos a dejar de fijarnos en lo “malo” del resto y a enseñar habilidades y destrezas que nos ayuden a ser mejores personas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s