Recorta, dibuja y colorea

“La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”

Anuncios

No me considero la mejor educadora, ni de lejos, pero si que últimamente me he vuelto muy consciente de que de un tiempo a esta parte estoy siendo muy consecuente con las cosas que enseño y con las cosas que no también.

Me confieso fan incondicional de trabajar la inteligencia emocional en lxs niñxs, ya que considero que es una herramienta muy útil para ellxs no solo en su presente como niñxs, sino también en su futuro como personas adultas.
Alguien emocionalmente inteligente es capaz de muchas cosas, de dominar muchas situaciones, de actuar de la mejor manera (siempre intento no decir de la forma “correcta” ya que creo que no hay una forma correcta ^^). Además me gusta trabajar especialmente las emociones que considero son positivas para las personas y para que la sociedad se desarrolle de una manera más equilibrada y armoniosa.
Obviamente no hay que olvidar las emociones que pueden ser “negativas”, pero trato siempre de enfocarlas hacia de búsqueda de soluciones, a través de mecanismos prácticos y alcanzables para ellxs.

Se que sueno muy happy flower, que vivimos en un mundo podrido (perdonarme si no pensáis igual) y que esto es muy difícil de cambiar pero si no lo intento yo ¿quién lo va a hacer?.

Hay profesiones de las que siempre me he sentido muy desvinculada. Profesiones como ser abogado son de esas que me veo incapaz de ejercer… el simple hecho de pensar en tener que “defender” a un asesino, un ladrón… no podría, es superior a mis fuerzas y va contra mis principios.

Sé que muchxs pensaréis que mi profesión es recortar, dibujar y colorear… claro que lo hacemos!!! Bueno, más que nosotxs (ojo a este dato también, somos más mujeres que hombres en esta profesión, cosa que me fastidia también), ellxs!!!
Desde que empecé a estudiar la carrera pienso que en nuestra etapa de educación secundaria obligatoria todxs deberíamos dar la asignatura de psicología del desarrollo porque te hace conocer mejor de dónde venimos, cómo hemos crecido, cómo crecerán nuestrxs hijxs si los tenemos o los de lxs demás. Cosas tan básicas y con “tan poca importancia” como parecen el dibujo o el juego, son fundamentales en el desarrollo de un/x niñx y lo mejor que pueden hacer a esas edades es dedicar la mayoría de su tiempo a hacerlo!
Ayer cuando estaba llegando al colegio, me fijé en lxs niñxs que estaban en el patio y vi a la profesora… pensé en lo aburrida que estaría (pensamiento de muchos mortales) pero en seguida caí en la cuenta de que cuando yo lo he hecho puedes sacar tantas conclusiones viéndoles jugar… no me voy a poner mucho más técnica porque os aburriría, pero os sorprendería lo que se puede aprender y sacar de ellxs viéndoles jugar o dibujar.

Además de esto, intento enseñarles valores: de amistad, empatía, inclusión, respeto… a veces cuando hablo de lo que intento enseñarles en el poco tiempo que paso con ellxs, cosas como que es mejor adoptar que comprar animales, la gente me dice que para que lo hago si yo no voy a conseguir cambiar eso… Podría decir que me enfada que me digan esto, pero más que enfadarme me da pena ya que son gente que no se interesa lo más mínimo en intentar cambiar el mundo aunque sea un poquito y, perdonarme que os diga pero creo que yo, por mi profesión, soy uno de los agentes de cambio más importantes de esta sociedad.

Porque como dijo el sabio de Mandela: “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

Salir del armario 2.0

Y aquí me encuentro un día más, hablando de algo que me crispa y me encanta a la vez (a vosotrxs también, que lo sé ;))

¿Qué fácil y sencilla es la vida siendo heterosexual no?

Os contaré un secreto… antes de salir con una chica nadie me lo había planteado, ni yo misma me definía como tal… fue enamorarme de una mujer y… ¡Bienvenidos los comentarios sobre mi sexualidad!

Ni antes ni después me ha gustado etiquetarme como nada, ni una cosa ni la otra y cada vez menos. Creo que la gente que me quiere y me conoce no necesita esa distinción, de verdad. ¿Soy feliz? Sí! Entonces da igual de que sexo sea la otra persona.

En relación a esto, el otro día María Herrejón subió un vídeo a Youtube que os invito a ver (podeís ver solo las partes que os señalo debajo del vídeo)

Minuto 2:08, le pregunta qué piensa de las personas homofóbicas… nada más que añadir, Herre.

Minuto 8:50, donde alguien le pregunta que si alguna vez ha dudado de su sexualidad. A ver que nos entendamos, ¿de verdad eso es algo que importe?

Minuto 12:06, pregunta estrella :¿te has planteado alguna vez la bisexualidad?
Voy a ir por partes, a sabiendas de que me colguéis:

  1. Si fuera un hombre esta pregunta no se la harían (tal cual)
  2. En vez de eso, pregúntale si es heterosexual… ah no claro, que eso no se pregunta, eso se presupone en todas las personas.
  3. ¿Qué coño importa si se lo ha planteado o no? Es su vida

Al margen de esto… ¡Me quito el sombrero ante su respuesta! (aquí es donde pondría las manitas aplaudiendo del whatsapp XD). Creo que has descrito perfectamente lo que pienso, y vuelvo a ir por partes: como educadora nunca (jamás) me han gustado las etiquetas, pienso que son algo contraproducente al propio desarrollo del ser humano, ya que nos limita y nos encasilla. Obviamente (como bien dice María), en esta sociedad en la que vivimos son necesarias (por desgracia) porque tenemos las miras tan cortas que no vemos más allá de ellas. Lx niñx que saca malas notas es “tontx”, fracasadx”, etc… lo que condiciona su desarrollo y desenvolvimiento ante la vida. Lx niñx que es “guapx” y “listx”, triunfará en la vida y es lx niñx de los ojos de papá/mamá… Voy a dejarlo aquí porque me voy condenando por segundos, espero haberme explicado en mi planteamiento.

Igual pasa con la sexualidad. Como ya dije en una entrada anterior sobre “Salir del armario”, la sociedad es la que nos encierra dentro de ese “armario”, es esa privación de ser libres y poder demostrar lo que somos lo que nos obliga a “meternos” dentro. Que a un hombre o una mujer  se le atribuya la etiqueta de ser heterosexual por el simple hecho de nacer hace que el resto de personas que no se sienten identificadas con ella se vean obligadas a “esconderse”.

Esto pasa cuando reconoces ser homosexual, pero igual pasa cuando eres bisexual (no me gusta ninguno de los términos, porque como ya he dicho no me gustan las etiquetas pero creo que es necesario) a lo que tienes que añadir comentarios del tipo: ¡qué listx eres, así tienes más donde elegir!; o: ¡pero algunx de lxs dos te tiene que gustar más!.

Vamos a ver… nos pasamos la vida eligiendo cosas, decidiéndonos por una o por otra… ¿me puedes dejar que me guste lo que a mí me de la gana?

Al margen de esto, como ella, pienso que tu sexualidad va surgiendo y no debemos cerrarnos puertas, sino que disfrutemos de lo que somos y de lo que queremos. Da igual si es hombre o mujer o cualquier otra identidad (aquí entraría otro tema que daría mucho que hablar… para otra ocasión!).

A raíz de estas palabras suyas debió montarse algo de revuelo (de lo cual no me entere hasta que mi maravilloso amigo Youtube me recomendó este vídeo).

Otra vez por partes (mira que me gusta lo de enumerar las cosas oye! soy una chica ordenada, como veis ^^):

  1. ¿Por qué tiene que justificarse de nada?
  2. Esta gente que se dedica a ponerla verde, ¿no tenéis nada mejor que hacer?
  3. Si no os gusta lo que dice, simplemente no la veáis. Hay miles de canales en Youtube para entretenerse así que no malgastes tus fuerzas en algo que no te va a hacer bien/gustar (por esta misma razón yo no veo a gente como Jorge Cremades o El Rubius, mejor me lo ahorro)
  4. ¿De verdad alguien ha podido pensar que ella realmente esta invisibilizando ningún colectivo? ¿Acaso no se ha explicado bien? Porque a mí me parece que lo hace que te cagas.

A todxs estxs haters os diré algo: pensar las cosas dos veces antes de hablar, os sorprendería la cantidad de conclusiones que puedes sacar tu solx. Y quedaros solo con lo bueno de lo que veis/oís y lo malo transformarlo, porque siempre se puede sacar algo.

De verdad, olvidemos al resto del mundo y disfrutemos. Vamos a dejar ser a la gente lo que quiera ser porque al fin y al cabo es AMOR, y es una de las cosas más bonitas que hay en este mundo así que no le cortemos las alas, por favor!

 

Hacia El Corte Inglés va una burra…

O cómo afrontar las compras de navidad

Que quien dice El Corte Inglés, dice Carrefour, Poly, Alcampo y ese sin fin de tiendas, supermercados y grandes almacenes que hacen negocio con los juguetes en navidad.

Personalmente, desde hace algunos años, es un tema que me incomoda especialmente por varios motivos:

El consumismo.

Tengo algo muy importante que deciros como educadora y persona con dos dedos de frente: los niños no son más felices cuantos más juguetes tengan, ¡sorpresa!
Los anuncios de televisión y la sociedad en la que vivimos no ayuda en nada en esto, ya que desde bien pequeños enseñamos a nuestrxs retoñxs a poseer cosas, personas (tema para otra entrada)… lo que hace que en esta época tan señalada del año pidan por esas boquitas preciosas que tienen, y se les dé todo lo que piden (o no, ojo, que hay gente con sentido común).
Cada año tienen que hacer antes la carta a los Reyes y/o a Papa Noel porque claro, las ofertas cada vez salen antes y más vale pájaro en mano que ciento volando, por lo que hay que hacerse con los juguetes más pronto. No culpo a las grandes y pequeñas superficies ojo, ellas solo atienden a las demandas y son puras estrategias de marketing para que sus ventas vayan viento en popa durante la campaña de navidad. El problema principal lo tiene la sociedad, que es la que marca los ritmos en los que las cosas se suceden.
Con todo esto que estoy diciendo parece que estoy en contra de todos los juguetes… ¡Para nada! Lo que quiero venir a decir es que los juguetes hay que comprarlos y utilizarlos con cabeza, que como madres/padres deberían buscar aquellos con los que sus retoñxs se desarrollen correctamente, que fomenten todos los aspectos del desarrollo y que en la medida de lo posible favorezcan la interacción con lxs otrxs… y que no nos volvamos locas comprando juguetes que, posiblemente, después de estas fechas no vuelvan a tocar!
A este respecto podría hablar no solo de la navidad, sino también de eventos como San Valentín, el día de la madre/padre, etc… pero me da mucha pereza, ya que hay mucha tela que cortar XD.

Los estereotipos de género.

Esto es algo que me condena la vida mucho, de verdad os lo digo… Os invito a que hagáis algo: ojear un catálogo de juguetes, cualquiera. Si no tenéis ninguno en formato físico, adelante con los catálogos online.
Ahora fijaros detenidamente en las páginas destinas a juguetes de niñas y de niños (primera cosa que me chirría, primera separación por género, primer encasillamiento…). Una vez hecho esto mirar qué tipo de juguetes hay en cada una de ellas y los colores más representativos de los mismos.
A muchas personas les parecerá lógico y normal que entre los juguetes de “niñas” encontremos todo lleno de muñecas, cocinitas, bebés… y entre los juguetes de “niños” kit de herramientas, construcciones, superhéroes… y mi pregunta es: ¿por qué esta clasificación tan definida y marcada? ¿por qué atribuir colores a los géneros?
En mi corta experiencia trabajando con esas maravillosas personitas de tan corta edad, he podido comprobar como están muy marcados por las cosas que observan del entorno, cómo se les enseña a los niños que no les puede gustar el color rosa o como las niñas no pueden jugar con coches. Absurdo, lo sé, pero en los tiempos que se supone vivimos esto aún existe.
Son todo estereotipos y etiquetas que durante esta época del año se agravan un poquito más y van marcando a lxs más pequeñxs.
Senorxs fabricantes de juguetes, apostemos por colores neutros, eliminemos la sección de niña y de niño… dejemos que ellxs mismxs elijan libremente a qué quieren jugar y qué color les gusta más. De esta manera conseguiremos criar personas libres, con un adecuado autoconcepto y autoestima, capaces de decidir por sí mismos y críticos con lo que les rodea.

P.D.: a colación de esto, muy bien traido el video de Herrejón en el que habla de por que é odia la navidad, a partir del minuto 3:15 donde empieza a hablar de los juguetes de lxs niñxs (aqui os lo dejo: https://www.youtube.com/watch?v=UMWaksUMh_0 )

El merchandising.

Ayer mismo paseándome por la Fnac relajadamente con mi hermana, y en nuestra busca incansable por saciar el vicio hacia Juego de Tronos, nos encontramos con sus productos, fascinándonos a cada paso con los precios que tenían… ¿Estamos todxs locxs? ¿Una bolita para poner en el árbol 13 euros?
Vamos a ver, entiendo que es la moda, que se vende mucho y muy bien, que es el fenómeno del momento, pero una cosa digo yo: ¿es necesario ponerle esos precios tan desorbitados a según qué cosas?
Hablo de Juego de Tronos porque es lo que ahora mismo tengo más presente, pero podría hablar de ilustradoras, empresas con mensajitos bonicos y un sin fin de marcas que elevan sus precios en artículos básicos como tazas y libretas.
Por descontado lo mismo pasa con los juguetes de series/películas que están más de moda ese año, véase la Patrulla Canina, Frozen, Trolls, etc…
Me acuerdo especialmente de cuando salieron las Monster High…. menuda locura fue aquello!! Mis tíos buscando la muñeca que quería mi prima, locos porque la tuviera y dispuestos a pagar lo que sea…

Dicho todo esto, tengo que decir que la navidad es una época que especialmente me encanta, creo que se respira un ambiente especial vayas por donde vayas, las casa se inundan de ilusión, las familias se reúnen… me parece mágico, sencillamente ^^

Así que por mí parte, os invito a disfrutar de ella de manera sostenible y responsable, sacándoles el máximo provecho y apreciando todo lo que nos puede dar!

 

Hola!!!

Este es el extracto de tu primera entrada.

Bienvenidxs todxs!!!

Después de darle mucha vueltas y empezar a tener una lista más que considerable sobre cosas de las que podría hablar, aquí estoy abriendo mi blog!! (este es el momento en el que me encantaría poner unas manitas de esas del whatsapp que aplauden, dándome la enhorabuena a mi misma por decidirme a hacerlo XD).

No sé muy bien como empezar esto de tener un blog, así que os explicaré un poco como pienso ordenarlo (que puede cambiar mil veces, cosa que será lo más probable conociéndome): de inicio ya hay una serie de temas acerca de los que me gustaría hablar o sobre los que ya tengo pensado algo concreto que decir, aunque dentro de esos temas habrán entradas de todo tipo.Puede que muchas de las entradas sean cortas, ya que hay veces que son pensamientos muy puntuales y limitados que, a lo mejor, no tienen mucho desarrollo (aunque estoy abierta a opiniones y distintos puntos de vista que puedan enriquecer esa idea).

Si os esmeráis (a veces soy un poco brusca hablando, aunque me gusta más llamarlo “ser clara”) en investigar un poco, veréis que soy maestra y soy bastante pesada con el tema de la educación, ya que me toca mucho la patata. Tengo intención de formar personitas con una alta capacidad crítica, comprometidos con el mundo, conscientes de sí mismxs…

Hablaré de cosas de la vida cotidiana, os contaré mis experiencias, trucos, vivencias… todo aquello que se me pase por la cabeza y que estéis dispuestxs a compartir conmigo =)

Así que doy por inaugurado este espacio!!!

P.D.: ya os iréis acostumbrando a mi uso indiscriminado de paréntesis.